De lo que se habla Necesitamos hablar de Relatable

Una opinión más sobre 13 Reasons Why [extraído de mi blog personal]

a través de Lo que la gente dice tras haber visto 13 Reasons Why — Yo soy KarmenConKa

Todo el mundo está hablando de esta serie, y yo, como soy una maratonera de Netflix profesional, ya la vi y también tengo una opinión. Pero mi opinión no es sobre la serie. Ésta queda perfectamente explicada por sí misma, y si no te hizo sentir empatía, entonces creo que la viste mal, porque es evidente que su finalidad es crear empatía y consciencia. Mi opinión no es sobre la serie sino sobre los comentarios que he leído de otras personas que la han visto. Podría dividir las posturas en cuatro:

  • Los que sienten empatía y reflexionan
  • Los que minimizan las emociones de la protagonista
  • Los que señalan culpables y condenan
  • Los que se identifican demasiado

Antes de continuar, quisiera dejar bien claro que se trata de una opinión personal, que no soy psicóloga ni nada por el estilo, y que lo único que sé sobre el comportamiento humano es porque lo he observado durante 27 años, queriéndolo o no. Entonces, esto no es para nada una opinión profesional de ningún tipo. Una vez aclarado esto, procedo a desarrollar mi explicación sobre las cuatro posturas.

1. Los que sienten empatía y reflexionan. Según yo, son los que vieron la serie con los ojos correctos, con apertura de mente y sin prejuicios. Los que, sin importar si alguna vez vivieron alguna situación similar o no, comprenden el dolor de la protagonista y esto los lleva a reflexionar sobre las cosas que necesitan cambiar en nuestra sociedad, que son muy graves y que no les habíamos prestado la atención suficiente. Son el tipo de personas que asumen la responsabilidad de cambiar algo en sí mismos, para contribuir con su parte a un cambio a gran escala. Puedes identificar sus comentarios fácilmente desde sus conjugaciones verbales, pues normalmente hablan en primera persona del plural (nosotros), son propositivos y miran positivamente hacia el futuro. Por ejemplo: “hey, tras haber visto esta serie, creo que deberíamos procurar más cercanía con las personas que están a nuestro alrededor, escucharlas; una nunca sabe lo que está pasando en la vida de otra persona.”

Aplausos para ellos, son mis favoritos.

2. Los que minimizan las emociones de la protagonista. A este grupo se le puede identificar fácilmente por comentarios como: “Ay, cuánto drama de esa Hannah, por cualquier estupidez ya se andaba suicidando” o “Eso pasa en todos lados y todos aprendemos a vivir con eso; si no, ya todos nos habríamos suicidado” o comparten memes tontos y burlones tipo: “bienvenido a tu cinta, Carlitos, porque no me prestaste un lápiz en tercero de primaria”. Este tipo de gente, fría e indiferente, le hace más daño a nuestra sociedad de lo que podrían imaginarse. Algo debió pasarles en su vida para que suprimieran sus sentimientos (y consecuentemente los de los demás) a tal grado. Todos nacemos sintiendo, y mucho, y gracias a eso podemos experimentar empatía, compasión y ayudarnos unos a otros, ver por el bien común y no sólo por el propio, expandir nuestros horizontes y saber que todo afecta a todo, que a fin de cuentas somos uno solo y lo que vemos en el otro es un reflejo de nosotros mismos.

Espero que no tenga que suceder alguna tragedia en sus vidas o a alguien muy cercano para que logren sensibilizarse y ablandar esos corazones.

3. Los que señalan culpables y condenan. Aquí hay dos subgrupos más. Primero están los que considero más dañinos: los que culpan a la víctima. Los que dicen que Hannah (o cualquier chica) “se buscó” que le hicieran daño, por utilizar ciertos atuendos o por pasar tiempo con quienes ella creía sus amigos, o por ir a fiestas. No, amigos. NADA TE DA PERMISO DE AGREDIR A ALGUIEN. NADA TE DA PERMISO DE VIOLAR A UNA CHICA. Si existiera el permiso, simplemente no sería violación. Me entristece muchísimo pensar en cuántos casos de violación o acoso sexual quedan impunes, cuántas victimas han estado tan asustadas y espiritualmente quebradas que ni siquiera se han atrevido a denunciar, cuántos casos de abuso son perpetrados por los mismos familiares de la víctima. Me enferma. Y me enferma aún más leer este tipo de comentarios por parte de mujeres… cuando eso sucede en verdad siento que no entiendo nada de la vida.

Por otro lado, están los que señalan a las otras 13 personas y les desean incluso la muerte. En ese momento se están convirtiendo en lo mismo que condenan. Es sencillamente incongruente.

No sean así. En lugar de buscar salidas fáciles y señalar y condenar, busquemos soluciones, trabajemos por ser más sanos en nuestra convivencia.

4. Los que se identifican demasiado. Está bien que uno se identifique, sí. Es una forma más de empatía… el asunto se complica al decidir cómo actuar en consecuencia.

Utilizar el hype de esta serie, para exhibir autocompasión, victimizarse y alardear sobre lo trágica que fue su adolescencia pero salieron adelante solitos y “sin hacer tanto drama”, es una actitud demasiado ególatra. Son el ego y la necesidad de atención hablando. No es la empatía. Es como decir “yo también pasé por eso y no me hicieron una serie”… LA SERIE NO SE TRATA DE UNA PERSONA, sino de una problemática social.

Si te pasó algo similar, y entiendes plenamente el dolor que muchos chicos podrían estar viviendo en este momento en sus escuelas, haz algo. Haz algo por ellos, haz algo por cambiar las cosas. Deja esa actitud de “pobre de mí”… finalmente ya lo superaste, ¿no?. Demuéstralo y regrésale algo importante a esta vida que tanto te ha dado. Y si no lo has superado, es un muy buen momento para buscar ayuda profesional. Todo se puede superar. Ánimo.

Esas son las cuatro posturas que he podido percibir en las redes sociales últimamente. Espero de todo corazón, que todos podamos identificarnos con el número uno. Seríamos una sociedad ideal.

Ahora creo que es momento de dar una opinión un poco más enfocada a la serie:

Creo que el objetivo central es demostrar cómo una pequeña acción incorrecta (porque todos sabemos cuando estamos haciendo algo incorrecto o cruel), se suma con otras pequeñas acciones incorrectas y van creando una bola de nieve que puede tener un desenlace fatal. Cómo una estúpida lista que objectifica a las chicas de la escuela, junto con otras acciones de la misma índole, pueden resultar en que eventualmente esas chicas sean violadas. Cómo un pequeño acto de rechazo hacia alguien puede romper poco a poco su espíritu.

Todo cuenta.

Cada quien es responsable de lo que siente, no lo niego. Pero todos somos vulnerables también. Somos seres sociales. Y más vulnerables son los adolescentes, y más en este mundo de apariencias que seguimos alimentando todos.

Todo cuenta. Todo afecta. Todo suma o resta.

 

Anuncios

Un comentario

  1. Me identifico con el primer grupo sin duda, aunque creo que debe existir diversidad, ya que eso crea una sociedad desde cierto punto de vista estable, sino seria como vivir en la primera matrix, la cual fue un fracaso, por lo que el tener diferentes tipos de grupos sociales estables o inestables en valido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s