Necesitamos hablar de Relatable

¿Sabe el cerebro cuándo va a sonar el despertador?

Quizás algún amigo o familiar te haya dicho que se despierta justo antes de que suene el despertador. O puede que incluso te haya pasado a ti, como si existiese alguna especie de temporizador interno que te avisase de cuánto tiempo llevas durmiendo. ¿Es así? ¿Somos capaces de contar, de forma inconsciente, mientras dormimos, las horas que pasan?

Lo cierto es que no, como explica el doctor Eduard Estivill, especialista europeo en Medicina del Sueño y neurofisiólogo y pediatra de la Clínica del Sueño Estivill.

“Si ocurre, se debe básicamente a que esa persona ha estado acostumbrada durante muchos años a despertarse a una hora determinada”, señala.“Este se va autoprogramando para despertarse, más o menos, a esa hora, pero no aconsejamos a nadie que se fíe de su cerebro para despertarse, sobre todo si tiene algún compromiso al día siguiente”, añade Estivill.

Dicho reloj interno lo constituyen las células que forman el núcleo supraquiasmático del hipotálamo. “Es el que regula que tengamos sueño durante la noche y vigilia durante el día. Pero este reloj no puede despertarnos a una hora, no podemos manipularlo como un despertador”, indica.

Con lo cual, una persona no puede calcular el tiempo que lleva dormido. “En absoluto. El cerebro, cuando duerme, desconecta de todas las actividades de vigilia. Simplemente, va durmiendo hasta que ha cumplido sus funciones de restauración”

Cuántas horas de sueño necesitamos

La función del sueño es hacer de “taller de reparación”. Lo que hace es “reparar y restaurar el organismo, el sistema inmunitario y el sistema endocrino, mediante neurotransmisores y distintas reacciones químicas”, asegura el experto. Además, también sirve para regular el estado de ánimo, el apetito y la libido, para asentar la memoria y el aprendizaje.

¿Y cómo funciona el sueño? Estivill lo describe como “bajar peldaños de una escalera”. En primer lugar, entramos en una fase de sueño superficial que dura unos 20 minutos. Después, se entra en un periodo en el que comienza la desconexión del entorno para facilitar la entrada en la siguiente fase, cuando el bloqueo sensorial se incrementa y se reduce el tono muscular.

Artículo Extraído de: El país

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s