De lo que se habla Necesitamos hablar de Relatable

Conoce los elotes cubiertos de Doritos, Takis y Cheetos

Todo comenzó con un video del canal Wendys Eating Show. En él se puede ver a una chica preparándose un elote con mayonesa, un poco de mantequilla y un ingrediente que reventó las redes sociales: una cobertura de Cheetos Flamin’ Hot. El video en el que Wendy come esta singular botana, tenía todo para volverse viral: una chica carismática, un alimento inusual y gestos y sonidos en los que su protagonista parecía estar alcanzando el Nirvana. “This is next level”, se le escucha decir a Wendy, quien no tiene empacho en decir “I’m a real mexicana” mientras le da un toque final al elote bañándolo de salsa Valentina y luego lo engulle con un gusto que da envidia.

“¿Alguien en la Ciudad de México venderá esta clase de elotes?” Si existen, y el único lugar en la CDMX en el que se preparan estos antojitos sui generis es en: Los RorroElotes.

A primera vista no es más que un patiecito interior de una casa, pero lo que aquí se cocina es un reto para los curiosos y los estómagos arriesgados. Ubicados en la Delegación Azcapotzalco, los RorroElotes tienen apenas cuatro meses de existir.

“Comenzamos como un puestecito banquetero en el que sólo vendíamos elotes traidicionales”, me cuenta Rodrigo Amezcua, quien lleva la batuta en este lugar que a pesar del poco tiempo que lleva, ya ha crecido bastante y de la misma forma también ha ampliado su menú.

Estos cinco espolvoreados son los “de la casa”, pero si tú llevas tus propias frituras, Rodrigo te hace tu propio espolvoreado para que queden al sabor de la botana de tu preferencia.

“Yo también conocí esta receta por las redes sociales”, dice Rodrigo, “pero quise ampliar la variedad y ponerle algo de creatividad. Por ejemplo, tengo espolvoreados de Doritos Nachos, De Runners, de Takis Fuego, Cheetos Colmillo y Cheetos Flamin’ Hot”.

Al igual que en la receta de Wendy, la base primordial es el elote, luego se le pone algo de mayonesa (que puede ser “normal”, de chipotle o de habanero) y más adelante viene el espolvoreado. Para rematar, se echa una buena ración de salsa picante y de chamoy.

Los esquites también los servimos en un plato elotero. Les ponemos una muy buena ración de suadero y finalmente los cubrimos con queso Oaxaca. Los metemos al horno un par de minutos para que el queso quede muy bien gratinado y finalmente les agregamos al gusto del cliente jugo Maggi, salsa inglesa, salsa BBQ, limón, y ya si quieren hacerlos todavía más extremos, los bañamos con alguno de los polvos de la casa”

¡Vamos a probarlos!

Artículo extraído de: Excélsior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s