Necesitamos hablar de Relatable

5 formas de evitar que el alcohol te haga engordar

Lo más probable es que no sea la cerveza la que la provoque, sino una mala dieta y una terrible costumbre de comer botana o tacos después de tomar.

Muchos no lo saben, pero todas las bebidas alcohólicas pueden provocar aumento de peso si son consumidas en exceso o con un mal régimen alimenticio. Sin excepción, las diferentes presentaciones de alcohol contienen distintos niveles de calorías, las cuales suelen provocar un incremento de peso e inevitablemente, una acumulación de grasa. En los siguientes puntos explicamos por qué sucede eso y cómo evitarlo para mantenerse delgados sin importar las noches de fiesta a las que estamos acostumbrados.

Evita los atracones de comida

Este es el error principal de la mayoría de las personas. Es común salir de la fiesta para encaminarse por cualquier tipo de comida rápida y tratar de reducir nuestro nivel de alcohol, pero ese simple hecho hace que engordemos con facilidad. Esos productos tienen altos niveles de grasas y carbohidratos por lo que suelen almacenarse como tejido adiposo, especialmente después de consumir alcohol, ya que el cuerpo no usa la energía de las grasas, sino que utiliza la del alcohol. Lo recomendable es cuidar excesivamente la dieta y no consumir más de lo que tenemos planeado, tanto de alimentos como de bebidas, tal como lo explican los siguientes puntos.

No comer grasas ni demasiados carbohidratos ese día

Primero aclaremos que las grasas no hacen engordar como solemos creerlo, sino que el cuerpo las utiliza como fuente de energía, al igual que los carbohidratos. Sin embargo, lo cierto es que al consumir alcohol, el cuerpo le da prioridad sobre las grasas como fuente enérgica, así que evita que se quemen y de esa forma se almacenan en nuestro sistema como tejido adiposo. Lo mejor que se puede hacer es evitar alimentos altos en grasa o en carbohidratos el día “de fiesta” o alimentarse de forma más inteligente.

Comer mucha proteína y verduras altas en fibra

Las proteínas hacen que nos sintamos más “llenos” o satisfechos por largos periodos de tiempo y no contienen tanta grasa, así que si sales a beber demasiado, no te dará hambre durante o después de consumir alcohol, lo cual reducirá el riesgo de crear tejido adiposo. Algunos alimentos son carnes rojas, de pollo, de pescado o de pavo. Por supuesto, deben consumirse en raciones moderadas. Si quieres tener una buena comida añade verduras altas en fibra como lentejas, frijoles negros, chícharos, brócoli, coles de bruselas o moras, casi no tienen calorías y ayudan a mantenerse satisfecho para no romper la dieta.

Comer hasta que comiences a tomar

Este es un método arriesgado y no tan recomendable, pero es otra forma de evitar acumular grasas, principalmente porque beber en ayunas hace que nos sintamos embriagados mucho más rápido, lo cual reducirá el consumo de calorías a través del alcohol. El punto es comenzar a comer justo antes del primer trago —siguiendo la dieta de las proteínas y las verduras—. No se almacena la grasa y se bebe menos, siempre y cuando se lleve a cabo de forma segura (no es bueno estar en ayunas todo el día).

Consume de forma inteligente

No olvidemos que las bebidas alcohólicas contienen calorías y que muchos de los cocteles están llenos de ellas por su alto contenido en azúcar u otros elementos. Las bebidas más seguras son el vino blanco, el tinto, licor duro y champaña. De igual forma es recomendable elegir las que tienen mayor contenido de alcohol, ya que nos hará beber menos y embriagarnos más rápido. Es necesario investigar cuántas calorías contiene nuestro trago favorito para asegurarnos de no consumir demasiado y engordar con facilidad.

El reto más duro es resistirse al impulso ebrio de querer comer después de beber en una fiesta —o durante—, pero es el más importante a vencer si no queremos ganar peso. Debemos recordar que el alcohol es el responsable de que se acumulen las grasas que no logran gastarse como energía y conforme pasa el tiempo será más difícil eliminarlas a través de dietas o ejercicios. Se necesita conciencia para consumir alcohol y no engordar, pero no es imposible.

Artículo extraído de: Cultura Colectiva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s