5 snaks que puedes disfrutar hechos de recalentado de pavo

Lo sabemos, la cena Navideña estuvo E X Q U I S I T A , disfrutaste de la hermosa compañía familiar y aunque comiste demasiado, aún quedan grandes porciones de pavo, y parece que nunca se acabará, pero no es imposible comer lo mismo si lo presentas de diferentes maneras.

Croquetas de pavo

Sólo debes desmenuzar el pavo, agregar mantequilla, pimienta y sal, perejil y cebolla picados al gusto y mezclar. Haz bolitas con la mezcla y báñalas en huevo revuelto. Agrégales el empanizador y fríe. Puedes acompañarlas con ensalada de zanahoria.

Nachos con pavo

Prepáralos como la receta original con totopos, frijoles, queso derretido y encima ponles carne de pavo. Acompáñalos con guacamole y salsa pico de gallo y disfrutalos en compañía de la familia.

Ensalada de pavo

Dale un giro saludable al recalentado. Utiliza lechuga romana y espinacas, agrega trozos desmenuzados de pavo, frambuesas, arándanos y nueces. Agrega vinagreta de frutos rojos.

Enchiladas de mole rellenas de pavo

Dale un toque diferente a las enchiladas y rellenalas de pavo, sólo pon la carne deshebrada sobre las tortillas previamente freídas con aceite y hazlas en forma de enchilada. Agrega el mole como salsa y añade cebolla, crema y queso al gusto.

Pozole de pavo.

Cuando ya lo intentaste todo y aún sobra demasiado, puedes preparar un tradicional pozole, con la gran diferencia de cambiar la carne de cerdo o pollo por el pavo.

Nota extraída de: HuffPost

Anuncios