6 maneras de contrarrestar tu adicción al celular

No sorprende que las investigaciones muestren que el uso excesivo de la tecnología disminuye nuestra salud mental y física, así como a nuestras relaciones.

Sin llegar al punto de desconectarnos, ¿cómo tener mejores hábitos tecnológicos, conservando sus beneficios y minimizar sus efectos negativos?

Estas son algunas estrategias respaldadas por estudios, que te recomiendo implementar tanto en el trabajo como en casa.

https://media3.giphy.com/media/Eb7mO6z5bNYnS/giphy.gif

USA “CC” Y “RESPONDER A TODOS” DE MANERA JUICIOSA. Aunque los correos electrónicos grupales son útiles en la colaboración en equipo, constituyen cada vez más una distracción problemática en el lugar de trabajo. Mientras más correos electrónicos envíes, más recibirás.

RECALIBRA LAS EXPECTATIVAS DE TIEMPO DE RESPUESTA. Cuando nuestros colegas nos mandan correos electrónicos, mensajes de texto o de cualquier otro tipo, sin importar el momento en que lo hagan, en muchos casos una respuesta inmediata es la expectativa no dicha. Mi sugerencia es que observes una política de 7 a. m. a 7 p. m.; por supuesto que los mensajes pueden enviarse a cualquier hora, pero nadie tiene la obligación de contestarlos antes de las 7 a. m. ni después de las 7 pm

https://media1.giphy.com/media/xUOxf9XraTRpNonuJW/giphy.gif

DATE DESCANSOS FRECUENTES Y RESTAURADORES. El cerebro humano no está diseñado para trabajar durante horas sin fin. Tomar descansos de diez minutos es suficiente, aunque si fueran más largos ofrecerían incluso mayores beneficios.

RETOMA TIEMPO PARA LA FAMILIA Y AMIGOS. Mi consejo es que designes áreas donde, en un esfuerzo por facilitar conversaciones mejores y más significativas con tus amigos y familia, simplemente no se permita el uso de dispositivos electrónicos.

https://media3.giphy.com/media/3ohs7VFwOlei7VPe4U/giphy.gif

MANTÉN LA TECNOLOGÍA FUERA DE TU HABITACIÓN. ¡No lleves tus dispositivos a la cama!

En la última década, la tecnología se ha apoderado de nuestra vida. Estas seis tácticas son maneras fáciles de asegurarse de que estos dispositivos omnipresentes hagan menos mal que bien.

Artículo extraído de: Dinero en imagen

Anuncios