CORAJE: La lección de la segunda temporada de Sense8

Sense8 es una de las series que más me han gustado en los últimos meses y, de hecho, creo que hasta es una de mis favoritas de siempre. El pasado 5 de mayo se estrenó en Netflix la segunda temporada, después de una larga espera.

Se trata de 8 personas que, de la nada, comienzan a experimentar cosas inexplicables y pueden comunicarse entre ellos dentro de sus mentes, estando todos en distintas partes del mundo. Conforme pasan los capítulos, van (y vamos) descubriendo el porqué de esa mística conexión entre ellos, al mismo tiempo que se ven víctimas de una feroz cacería.

Al explicarlo suena demasiado fantasioso, pero la verdad es que las hermanas Wachowski (directoras de la serie) lograron sumergirme en el universo de Sense8 a tal grado que comienzo a preguntarme si será posible la existencia del “homo sensorium”, una especie distinta al homo sapiens, que la serie plantea. Siempre he pensado que la mejor manera de juzgar la calidad de un producto audiovisual, es preguntarte si es verosímil o no; Sense8 me parece un gran producto.

En la primera temporada se esclarece la relación que comparten los 8 protagonistas (un policía de Chicago, una DJ islandesa en Londres, una química farmacéutica de Bombay, un matón alemán, un actor melodramático mexicano, una hacktivista de San Francisco, un chofer de autobús en Kenia y una empresaria experta en artes marciales de Seúl), conocemos quién es su madre, quiénes están de su lado, quiénes son sus enemigos y lo que están dispuestos a hacer por atraparlos; también somos arrastrados hacia una densa reflexión sobre la identidad.

En la segunda temporada (dirigida solamente por Lana Wachowski), la persecución se convierte en una guerra cruda, los poderes de los protagonistas se intensifican y perfeccionan su trabajo en equipo, mientras en sus vidas individuales pasan tragedias y/o oportunidades para ocupar puestos de poder (lo que significa un gran riesgo pues aumentan su visibilidad y se convierten en blancos más fáciles para la organización que los persigue -BPO-).

“A diario pasan cosas terribles, me han pasado a mí y a mi familia, por eso es tan importante el coraje: hace falta coraje para ver las cosas terribles que pasan y, aún así, levantarse día tras día y poder ver lo hermoso; hace falta coraje para recordar que en este mundo los sueños se hacen realidad.” – Capheus (Sense8)

Esta temporada se trata de la elección de defenderse y dejar de huir, dejar de simplemente sobrevivir, como lo hacen todos los demás sensates. Se trata de empoderamiento y lucha, de valentía y cooperación.

El miedo existe siempre, lo importante es lo que haces con y a pesar él: eso es lo que separa a los valientes del resto.

Recuerda que saltar en el momento en que más miedo da, es lo que nos lleva a lugares en los que siempre habíamos soñado estar.

Si estabas buscando algo de inspiración para enfrentar un momento difícil, ésta es la próxima serie que debes ver. Y aunque no lo estuvieras buscando, la inspiración nunca sobra. Feliz maratón.

Anuncios