El poderoso bordado feminista escondido en la capa de Natalie Portman en los Oscar

El vestido de la intérprete de origen israelí responde a una alianza lógica de moda y feminismo: por un lado, sigue la estela de la última colección de Maria Grazia Chiuri, directora creativa de Dior, que rescató a la artista del bordado feminista Judy Chicago en su desfile en los jardines del museo Rodin para idear banderolas en las que se podía leer «¿Qué pasaría si las mujeres gobernasen el mundo?» y otros mensajes reivindicativos por la igualdad.

Por otro, la labor de activismo feminista de la propia Portman, integrante del colectivo Time’s Up contra la discriminación de género y que ya sentó escuela en esto de reclamar a las mujeres cineastas cuando en los Globos de Oro entonó aquello de «Y la lista de los hombres nominados son’ en los Globos de Oro de 2018 son…» para destacar que ninguna mujer había sido seleccionada por la academia de la prensa extranjera.

Natalie Portman combinó el look más aplaudido de la noche con joyas de Cartier. La actriz llevó los pendientes Clash en oro rosa y diamantes y un anillo también de alta joyería de Cartier en oro amarillo y diamantes.

Las mujeres han sido expulsadas de los honores de la dirección en esta temporada de premios. Pasó en los Globos de Oro y pasó en los Directors Guild de America, que optaron por nominaciones masculinas.

Los Oscar no han sido distintos. Gerwig podría haber hecho historia al ser la primera mujer nominada dos veces a dirección, porque cabe recordar que solo cinco mujeres han optado a la estatuilla en los 92 años de historia de los premios y se cuentan con los dedos de una mano (Lina Wertmüller, Jane Campion, Sofia Coppola, Kathryn Bigelow y Greta Gerwig).

La cineasta de Mujercitas consiguió su anterior nominación por Lady Bird en 2018. Este año le han hecho un Kathryn Bigelow: no la han vuelto a nominar, pero han colocado su filme en mejor película. Así que, una vez más y como bien dijo Issa Rae al leer la lista de candidatos hace unas semanas: «Felicidades a esos hombres».

Conoce más en: smoda.elpais.com