El príncipe William habló sobre cómo reaccionaría si uno de sus hijos fuera gay

El príncipe William estuvo de visita en Albert Kennedy Trust, una organización benéfica a favor de la comunidad LGBT+, y participó en un discurso grupal encabezado por varios embajadores, quienes han recibido el apoyo de la organización y ahora trabajan en ayudar a nuevas generaciones.

Fue ante la pregunta de un joven que William expresó su punto de vista sobre la sexualidad de sus hijos: George, de cinco años; la princesa Charlotte, de cuatro año, y Louis, de un año.

El duque sorprendió a todos al declarar que no tendría problema si alguno de sus tres hijos fuera homosexual, pero se mostró preocupado ante la presión y persecución que podrían sufrir por parte de la sociedad. Así mismo mencionó que ha conversado sobre el tema con su esposa Kate Middleton.

«Me preocupa, no porque sean homosexuales, me preocupa cómo los demás reaccionarán y lo percibirán, y luego la presión está sobre ellos»

No es la primera vez que el futuro rey muestra su apoyo hacia la comunidad gay, pues hace tres años apareció en la portada de la revista Attitude, publicación reconocida por su contenido LGBTTTI, y donde habló sobre el bullying homofóbico, bifóbico y transfóbico.

«Apoyo plenamente cualquier decisión que tomen, pero desde el punto de vista de los padres me preocupa cuántas barreras, palabras de odio, persecución y discriminación pueden llegar. Eso es lo que realmente me molesta un poco»

«Kate y yo hemos estado hablando mucho sobre eso para asegurarnos de que estuvieran preparados. Creo que la comunicación es muy importante en todo, para poder entenderlo, tienes que hablar mucho sobre temas y asegurarte de cómo apoyarnos y cómo pasar por el proceso»