Furbo, una cámara para divertir a tu perro

Yo soy de esas personas que le dan mucha importancia a sus perros, tienen alimentos especiales, juguetes, duermen en la cama, salen a la calle tres veces al día. Formo parte de ese grupo de individuos por el que el ahora incluye conceptos como servicios para las mascotas. Así que cuando surgió la idea de probar una cámara para vigilarlos… y además entretenerlos mientras no estoy en casa, me pareció una buena idea.

De entrada, en casa utilizo ya desde hace varios años una cámara para ver qué hacen los perros durante el día, específicamente para llamarles la atención cuando veo que están robando la basura, así que tener una especial para ellos, bajo el nombre de Furbo, no está de más.

Diseño

La cámara tiene un diseño estilizado, aunque puede parecer un poco grande para algunas personas, sin embargo, esto tiene una razón ya que necesita espacio para almacenar los premios que repartirás durante el día.

Por otro lado, el uso de luces para comunicar los diferentes estados del gadget es adecuado: verde cuando está listo para la configuración de inicio, amarillo cuando está en standby, blanco cuando tiene conexión a internet pero no se ha configurado y morado cuando existe un problema de conexión. Esto resultó relevante para mí ya que durante la prueba de esta cámara cambié mi servicio de internet y de no ser por la luz morada –que no pasaba a verde jamás–, nunca me hubiera dado cuenta que existía un problema con mi módem.

Funcionalidad

Para comenzar a usarla simplemente es necesario conectarla a la luz –solo funciona así–, descargar la app tanto para iOS como para Android y seguir los pasos que van desde establecer una cuenta, parear el dispositivo Bluetooth y asegurar que existe una conexión a internet. Posteriormente se pueden ingresar los datos del perro.

Es cierto que no existe manera de manipular a Furbo si no es a través de la app (incluso para apagarlo), lo cual en un inicio es un poco molesto pero terminas por acostumbrarte.

Una vez listo esto, Furbo te permite ver un feed en tiempo real de qué hace tu perro, te deja hablarle a través de un micrófono, puedes grabar un video o tomarle una foto, pero lo más divertido es que puedes lanzarle premios a diestra y siniestra.

Si tu perro es de aquellos que se benefician con los entrenamientos, entonces este aparato les permitirá establecer una rutina para atrapar estos premios y que esas sesiones se conviertan en un juego. Aunque es cierto que una vez que aprenden qué viene del recipiente que está integrado a la cámara, algunos de ellos intentarán abrirlo o esperarán pacientemente frente a la cámara hasta que venga la galleta.

Sobre los premios, yo aprendí a través de prueba y error cuáles eran los más adecuados para ser disparados por Furbo.

Al inicio usé unos muy pequeños, por lo que el mecanismo lanzaba cinco al mismo tiempo y Gordo no sabía ni por dónde empezar, luego usé unos demasiado grandes que quedaban atrapados, así que opté por cortarlos en pedazos de unos 1 a 2 centímetros (mi error completamente porque Furbo sí da recomendaciones sobre el tamaño), aunque es cierto que en ocasiones se puede llegar a atorar.

CÓMPRALO AQUÍ

Al momento de lanzar los premios existe un sonido del mecanismo que alerta inmediatamente a mi perro sobre lo que está por venir, pero no considero que sea un ruido molesto ni para él, ni para mí.

Conclusión

¿Vale la pena pagar más de 5,000 pesos por esta cámara? Sí, si piensas que además de una cámara con la que diviertes a tu mascota puede funcionar como un dispositivo de seguridad para tu casa, tal como lo es la cámara Nest que usábamos anteriormente y que ronda en esos precios. Aunque cabe aclarar que el feed no está en una súper definición.

Ahora, si tienes hijos también puede ser un dispositivo para brindarle diversión en conjunto con su mascota, así que eso no tiene precio.

Pero es verdad que a Furbo en México le faltan algunas funcionalidades que ya existen en otros mercados, como es la posibilidad de contar con una cuenta premium con la cual, además de almacenar el feed que tomó la cámara en la nube –actualmente se borra–, incita a tu perro a tomarse selfies a través de los premios –sin que tengas que mover un dedo–, además de que integra alertas cuando existe algún humano a cuadro.

Artículo extraído de: Expansión