Lo que esconde el famoso Fidget Spinner

En esta ocasión hablaremos de lo que ha logrado captar la atención de muchos niños y adolescentes alrededor del mundo.

No, no es un videojuego ni tampoco una aplicación para tu celular: es un juguete creado para niños con déficit de atención, hiperactividad, autismo o ansiedad. Es pequeño, portátil, relajante y se llama Fidget Spinner.

A finales de noviembre del 2016 se publicó un artículo en la revista Forbes en el cual se anunciaba al Fidget Spinner como uno de los juguetes de oficina para el 2017 y a finales de Marzo del 2017 los usuarios de Youtube empezaron a subir videos explicando el juguete, realizando trucos e incluso tutoriales para fabricarlos o modificarlos.

¿De qué trata este pequeño juguete? De girar, girar y girar.

La versión más común de este sencillo dispositivo cuenta con tres puntas y un centropero debido al furor, algunas marcas empezaron a crear y a personalizar sus propios diseños, así que ahora puedes encontrar infinidad de diseños, colores, tamaños, puntas, materiales y precios.

Lo inventó en 1993 Catherine Hettinger, una madre estadounidense que buscaba cómo entretener a su hija de 7 años con Trastorno por Déficit de Atención o Hiperactividad (TDAH).

Creó un sistema de plástico que giraba sobre el propio dedo y lo patentó en 1997 con la idea de que pudiera servir para aliviar estrés y como una forma de distraer a la gente que, por ejemplo, estuviera intentando dejar de morderse las uñas.

Catherine no consiguió posicionar su invento; lograba vender como mucho 2,000 unidades en ferias. Pasó años tocando puertas de jugueterías (incluso logró reunirse con empresas como Hasbro) pero fue rechazada. Pasaron los años y por cuestiones económicas no pudo renovar la patente y en el 2005 la perdió, así que hoy Catherine no recibe un solo peso por su invento.

Hasta el día de hoy se han vendido más de 20 millones de unidades y el precio puede variar desde 80 pesos hasta arriba de 10,000 (si se trata de un juguetito de oro o diamante).

Se ha vuelto un debate entre padres de familia y maestros ya que generan mucha distracción en clase, pero como ya sabemos, basta con que las escuelas prohiban algo para que esto se vuelva moda; un claro ejemplo es el “bottle flip challenge”.

El fenómeno crece cada vez más y todos lo queremos pero ¿crees que esto sea una moda duradera o que pronto se irá al cajón de los juguetes olvidados?

Anuncios