Por qué nunca debes llevar pasajeros de más en un auto

En una época, muchos mexicanos lo tomaban de chiste. El auto sardina se destacaba por subir el mayor número de pasajeros posible a un vehículo.

¿Recuerdas Reino Aventura? Dicho parque (antes de convertirse en Six Flags) solía dar promociones cuando el auto estaba literalmente abarrotado.

https://media1.giphy.com/media/3o6ZtjUZAD5Lf0QFLW/giphy.gif

Sin embargo, muchos mexicanos siguen subiendo al mayor número de personas posible para irse de vacaciones, salir de fin de semana o regresar de una reunión familiar.

Incluso, conductores de Uber y taxistas han reportado su molestia por aquellos usuarios que quieren subir pasajeros de más.

Mala idea. A continuación te compartimos los graves peligros para los pasajeros y los daños al automóvil que son ocasionados por llevar un carro al límite de su capacidad de personas.

Por qué nunca debes subir pasajeros de más a un auto

– Un coche sólo debe llevar el número de personas para el que está diseñado. Es decir, para los que ofrece cinturones de seguridad. Un niño o asiento de niño se considera un pasajero completo.

– La dirección y los frenos son de los principales afectados. La respuesta del coche se disminuye y aumenta el riesgo de accidente.

– El sobrecargar un auto provoca que la parte inferior del vehículo se arrastre en los topes y badenes.

– En las subidas, el auto hace un esfuerzo extra. De la misma manera, es más difícil de controlar en bajadas.

– Los tubos de escape se dañan, así como las partes inferiores del auto.

– Se reduce visibilidad para el conductor.

– Aumenta el consumo de combustible. ¡Sale caro!

– El seguro del coche se anula. Evidentemente, las compañías de seguros sólo van a responder dentro del marco de la legalidad.

Además, generalmente la cobertura abarca un número determinado de conductores.

Infracción. Ser detenido por la policía es el menor de los problemas, pero es importante considerarlo.

El costoso auto sardina

No falta quien subestime la seguridad de sus seres queridos y diga “¡no pasa nada!”.

Ahora tú ya sabes que el “jueguito” sale muy costoso: combustible, desgaste del auto, frenos, dirección, escape, multa, anulación del seguro del coche, etc.

Artículo extraído de: autosrpm.com

Anuncios