¿Quieres viajar con poco dinero? Aquí te decimos cómo

atlas-green-1507La mayoría de nosotros ha deseado (al menos una vez) poder viajar a algún otro país y conocer, vivir y experimentar lo que significa estar “en otro lado”. Sin embargo,  pocos lo logran y la razón principal es: “no tengo suficiente dinero”.

Aún contando con un trabajo estable y “bien” pagado, nos enfrentamos al reto que supone el tipo de cambio, casi siempre desfavorable para la moneda mexicana, y entendemos que por más que ahorremos, viajar a un país como Estados Unidos o cualquier país europeo, supone un gasto mayúsculo que muchos no podemos solventar.

Entre mis múltiples investigaciones en la web, surgió la de cómo viajar –o vivir– en el extranjero y he encontrado varias opciones que resultan bastante atractivas y productivas. Desde convertirnos en niñeras por un año, vivir en una granja orgánica y aprender a cultivar nuestros alimentos, hasta hacer un intercambio académico mientras estudiamos una carrera.

Todas estas opciones suponen una oportunidad de vivir en otro país, saborear sus costumbres y tradiciones, convivir con personas que no hablan nuestro idioma, adquirir nuevos conocimientos, ampliar nuestra visión del mundo… y además pasar un buen rato.

Dependiendo de tu situación, podrás elegir gastar más o menos pesos de tu bolsillo y tanto si cuentas con los ahorros de todo un año, o sólo tienes unos miles de pesos, algunas de estas alternativas se ajustarán a tus necesidades. Aquí te dejo la lista:

Convertirte en niñera con AuPair

Aupair es un sistema que te permite vivir hasta un año en un país de tu elección, tanto de América como de Europa, mientras trabajas como niñera y vives con una familia típica del país.

Pros: tú seleccionas a la familia, no gastas en hospedaje o alimentos y además recibes una remuneración económica mensual; puedes estudiar, pasear y hasta viajar de vacaciones con tu familia adoptiva.

Contras: debes saber manejar, estás sujeta a un horario semanal, los niños pueden ser unos auténticos diablillos y quizás no convivas con mucha gente de tu edad.

Más información en aupairmexico o culturalcare

Aprender a ser un granjero orgánico con WWOOF

markus-spiske-139525

Esta inmensa comunidad de voluntarios te permite escoger entre cientos de países de los cinco continentes donde se necesitan manos para trabajar en granjas orgánicas y –lo que más me gusta a mí—con productores de quesos y vinos orgánicos.

Pros: hay mucha oferta de lugares a donde ir, te dan hospedaje y comida a cambio del trabajo y aprendes un oficio que podrás después traer a casa y convertir en un negocio productivo.

Contras: estás sujeto a un horario, no recibes remuneración económica y tienes que pagar una pequeña cuota para descargar el directorio de empleadores en la página web.

Más información en wwoofmexico.

 

Aprovechar los intercambios académicos

zachary-staines-181098

Esta opción es especialmente atractiva si estás estudiando en una universidad pública en México, ya que los convenios con otras universidades te permiten estudiar en el extranjero sin necesidad de pagar un solo dólar o euro en colegiatura. Algunos países, como Alemania, te otorgan becas de manutención durante tu estancia, o incluso te pagan el vuelo.

Pros: viajas mientras continúas estudiando, conoces a muchas personas de tu edad y amplías tu currículum.

Contras: debes estar enrolado en una universidad, hablar inglés y el idioma del país al que quieres viajar, comprobándolo con los exámenes correspondientes, que cuestan.

Puedes encontrar más información en la web de tu universidad, buscando <<movilidad académica>>.

 

Cursos de verano para aprender un idioma

Esta opción es muy conocida por todos, ya que al menos una vez nos han ofrecido un curso, de paga. Sin embargo, recientemente he descubierto que países como Alemania tienen una amplia oferta de becas para estudiantes extranjeros desde cursos de idiomas cortos, hasta programas de doctorado de tres años. Todos los gastos los cubre el gobierno alemán, incluso la tarifa aérea.

Pros: aprendes un nuevo idioma totalmente gratis y conoces gente de todas partes del mundo. Los pequeños tours que están incluidos en el curso, son un excelentes para conocer los alrededores.

Contras: Es necesario estar enrolados en una universidad, debes hablar inglés y en ocasiones tener un conocimiento mínimo del idioma que quieres aprender.

Más información en daadmexico, la oficina alemana de intercambios en México.

Recuerda que, sin importar cuál de las opciones suene más interesante para ti, hay algo que resulta indispensable para poder lograrlo: valentía. Atreverse a pasar del sueño a la realidad es lo que hace que muchos ni siquiera lo intenten, y al finalizar este artículo me quedo pensando: y yo, ¿qué estoy esperando?

 

Anuncios